jueves, 25 de noviembre de 2010

I Feria de Gastronomía y Turismo Gastronómico de Armilla, Granada.- Sabado Visita bodega "Pago de Almaraes"

El sábado a las 9-30 nos reunimos todos en la puerta de la feria para tomar el autobús y dirigirnos a la bodega “Pago de Almaraes” adscrita a la Denominación de Origen Protegida Vino de Calidad de Granada en Benalua de Guadix.

El personal bajándose del autobús y estirando un poco los músculos antes de pasar al interior de la bodega
La bodega cuenta actualmente con 25 Hectáreas de viñedo de variedades, Tempranillo, Cabernet de Sauvignon, Syrah, Moscatel, Sauvignon blanc, Chadonnay, ect.

Esta pequeña bodega comienza su trayectoria en el año 2000 para el 2002 ya tenían una 16 hectáreas que se pueden ver en los alrededores de la bodega.
Las viñas en esta zona granadina que están a una altura de unos 900 metros, que si los comparamos con otras zonas de España serian de zona alta, la Rioja Alta tiene 800 metros, los chateaus franceses tienen aprox. 30 metros, pero en Granada 900 metros es zona baja de cultivo.
Una de las características del viñedo granadino, tiene la gran diferencia con el resto de los viñedos del mundo la diferencia térmica entre el día y la noche, en todo el mundo la diferencia térmica es de 1/2 grado por cada 100 metros de altitud cuando se pone el sol, pero en Granada esta diferencia llega a los 2 grados, por lo tanto tenemos una diferencia entre el día y la noche de unos 18 grados.
(Blogueros atendiendo las palabras de Javier)
Esta característica hace que las plantas efectúen una maduración muy lenta, ya que al tener una diferencia de los grados mencionados, la planta para su maduración por la noche al verse alterada por la diferencia térmica y no le aporta savia durante la noche, permitiendo que en esas 240 horas que en zonas como en centro Europa o en zonas calidas como en el Sur de España, esas 240 horas se convierten en esta zona se convierten en 18/20 días, finalmente aparece un racimo con diferencias bastantes contrastables, ya desde la fruta propiamente y después en el vino que tendrá características propias, ni mejores, ni peores, simplemente será un vino granadino y un vino de esta zona que ha sido tratado de una forma adecuada y elaborado por las normas habituales del consejo regulador, obviamente a la hora de tomar una copa sin duda uno va a notar que el vino procede de un territorio en concreto.

En Granada en las 21 bodegas que hay en este momento adscritas a la DOP suelen hacer un enfriamiento a temperaturas de hasta 16 bajo cero, no se congela por el alcohol, permitiendo que durante 30/40 días vaya produciéndose una deposición de las partículas sólidas y el exceso de materia grasa y proteínas o mineral, procediendo mas tarde a la extracción del vino, dejando una gran cantidad de posos, como si fuera una melaza en el caso de los blancos y como una mermelada de ciruelas en el caso de los tintos
Por este procedimiento no tienen que hacer violentos filtrados ya que todo ha sido precipitado en el tanque.
Con el paso del tiempo, sobre todo en los tintos, irán apareciendo los posos típicos de los vinos que han llegado enteros a la botella.
Los suelos de esta zona son típicos debido a que esta zona, no hace demasiado tiempo en la vida del planeta, esta zona era un mar interior, por lo tanto dentro de una cercanía de 20 kilómetros en suelos de la misma bodega podemos encontrar suelos muy diferentes con lo que tenemos vinos diferentes. Por lo tanto esto representa una dificultad en la producción.
Las marcas comercializadas en la actualidad son MENCAL (blancos) ALMARAES Y MEMENTO (tintos)
y a pesar de las dificultades esta bodega cuenta en su corta trayectoria con más de 10 galardones en concursos nacionales e internacionales de reconocido prestigio como Challenge Internacional du Vin ó Zarcillo entre otros
El interlocutor estaba contento con el auge que está tomando el vino Granadino, mientras en otros sitios se arrancan cepas y se cierran botella, aquí la uva se paga bien y toda la producción dijo que se vendía totalmente desde hace 3 años.

Dijo que esta corta trayectoria de esta bodega ha sido difíciles los 7 primeros años, pero los 3 últimos realmente buena, esto parece normal tratándose de una nueva marca, sobre todo en un país de mucha tradición vinícola, que esto suceda de esta manera, por supuesto si los resultados han mejorado no me cabe duda que tiene que ser debido a la calidad de los caldos.
Javier, creo que este era el nombre de nuestro interlocutor, el no lo dijo en ningún momento de la visita, nos contó toda la historia vinícola de la zona y porque denominan al Blanco Mencal, ya que en este monte que esta a la vista de la bodega aparecieron semillas de vid en excavaciones neolíticas en el citado monte.
En la planta que nos encontramos es moderna, en el 2004 hubo un programa que declaro a estas instalaciones como las más avanzadas tecnológicamente de la comunidad autónoma.
Son los primeros depósitos troncocónicos que entraron en España, según comento nuesto cicerone.
La diferencia de diámetro entre la base y su parte superior es suficiente para que en el momento que se está produciendo la conversión del azúcar en alcohol, debido a los microorganismos de la levadura en la fermentación caliente y cuando tienen que realizar las remontas, se extrae parte del liquido a un tanque auxiliar o a una bañera y al bajar el nivel, el sombrero al llegar a un diámetro superior se desgarra, se rompe y a continuación por medio de una tubería, que descarga en la parte superior, se va metiendo liquido y comienza a remontarse todo el deposito dando en 30 minutos 3 vueltas a las 25 toneladas que tiene el deposito. Con este método se renueva el sombrero y se evitan las oxidaciones prematuras, la temperatura de los tanques se mantiene a unos 28º C.

En la parte inferior del deposito hay unas palas que se mueven por medio de un motor para uniformar la temperatura interior de todo el líquido existente, esto se hace para tener una fermentación regular y uniforme.
Los depósitos de esta bodega están informatizados con lo que hacen unas fermentaciones a la carta dependiendo de las variedades de uvas y calidades de las mismas.
Fue dando innumerables datos sobre la fermentación, color etc. etc.
En los vinos tintos los elaboran con los granos enteros, sin prensarlos, cosa que se hace todo lo contrario ya que se prensan los granos y la piel no entra en los tanques de fermentación. Para los blancos, formados con diferentes uvas utilizan el metodo de crió maceración del caldo y los vinos se han mejorado sensiblemente.
Las instalaciones cuentan con una nave de elaboración-fermentación con capacidad para 500.000 litros, equipada con la última tecnología en vinificación; como ya se ha dicho,
así como con una cueva de crianza con más de 2000m2 utilizados para el envejecimiento del vino en robles americano, francés y húngaro.
La apuesta de esta bodega fue arriesgada pero como fin muy claro "la calidad"; desde 2004; la primera elaboración, hasta hoy, ha crecido desde las 20.000 botellas hasta las 200.000 actuales; respondiendo así a la demanda de mercado creciente y muy exigente.

Actualmente produce aprox.:
VINO TINTO "ALMARAES"(6 meses barrica), Varietales: Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot, 100.000 botellas
VINO TINTO "MEMENTO" (12 meses barrica), Varietales: Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Syrah, 50.000 botellas
VINO BLANCO "MENCAL", Varietales: Moscatel, Sauvignon Blanc y Chardonnay 50.000 botellas.
Vistos todos los rincones de la bodega y con las entusiastas y bien documentadas palabras de nuestro cicerone, se paso a la zona de degustación y cata.

En esta zona de la bodega los colores de las paredes corresponden a los colores de la bandera de Granada.
Todo estaba preparado para la degustación
Queso con unos picos,
Aceitunas
Y los vinos a degustar.

El blanco Mencal se elabora con uvas blancas, Moscatel, Chardonay y Sauvignon Blanc.
En nariz es un vino muy oloroso destacándose el aroma de flores campestres y frutas blancas, el aroma de las varietales (clases de uvas) tienen su máxima expresión debido a la crío maceración con nieve carbónica.
En boca fácil de tomar, sin estridencias, es un vino suave muy agradable, con tonos frutales. Creo que es un vino, que a pesar de la uva moscatel, no es dulce, y puede maridar muy bien a parte del clásico pescado, con ensaladas, carnes y no haría nada mal papel, sino todo lo contrario con un micuit.
Del tinto Almaraes no puedo opinar ya que no lo caté, me dejo tan buen sabor en boca el blanco que no quise modificarlo.
Aunque por comentarios escuchados, toso coincidían en la calidad del mismo.
El personal deleitándose con los distintos caldos.
La visita tocó a su fin y después de agradecer a Javier in situ y por medio de estas líneas de la amabilidad con que nos atendió nos metimos en el autobús para trasladarnos a la Almazara Conde de Benalúa en Banalú de las Villas.