martes, 18 de agosto de 2009

XXXII Concurso gastronómico "Rakataplá", Laudio-Llodio (Alava) 2009

Un año más y ya son 32 la Sociedad Rakataplá organizo el XXXII concurso gastronómico popular de Conejo Guisado y Tortilla de Patatas

 y allí estuvimos el grupo de todos los años que ejercemos de Jurado. Nada más llegar nos reunimos en la Carroza de Rakataplá, para cambiar impresiones de cómo vamos a realizar el trabajo y distribución de las responsabilidades de cada uno. Después reparamos fuerzas con un buen almuerzo.
La Avenida de Zumalacarregui ya estaba en plena ebullición con unos 150 de fuegos en marcha. Casualidades de la vida fue Zumalacarregui, parece ser fue él que primero comió una tortilla de patatas, bueno no creo que sea así, al menos si es cierto que la primera reseña escrita sobre la tortilla de patatas estaba el General Zumalacarregui presente, si interesa ver este enlace
En esta instantánea se puede ver la Txapela para vestir la cabeza del ganador así como el trofeo y los 150 Euros en metálico.
 Muchos trofeos esperando a sus ganadores.
 Esta es la zona de humos, pero no de malos humos, sino de buenos humos a pesar de las inclemencias del tiempo, estaba cayendo un sirimiri que hacia deslucir la fiesta y el concurso.
 Hubo diferentes métodos para proteger preparaciones y fuegos, desde el amplio paraguas al
 periódico del día o
una protección mixta de paraguas y caja de cartón.
 Los Hombres de Paco con buen montaje y en la zona de cocinas de gas butano su protección era con tejavana.
Pero la mayoría aguantaban la inclemencia del tiempo, a pelo, como esta veterana participante, ganadora del certamen del año 2008 y siempre con una indumentaria perfecta.
La opinión de otros que trabajaban a pecho descubierto “Esta lluvia tiene sus ventajas ya que no tengo que ir añadiendo agua poco a poco para que no se seque el conejo” 
 Dos cazuelas que están recibiendo los últimos toques para ser presentadas a la seria crítica del jurado
Un collage de varias cazuelas presentadas para la evaluación del jurado
 Lo mismo que lo anterior pero de tortillas.
Miembros del jurado evaluando preparados de conejo
 Así mismo la evaluación de las tortillas se lleva a cabo con cuidado y rigor.
 A la hora de sacar las listas con las diferentes valoraciones hubo un problema con la informática así que no os puedo poner fotografías de los ganadores ya que se hacia tarde, los ganadores de las diferentes modalidades fueron:

Categoría Tortilla:
1er. Puesto, Eloy Arza 88 puntos de los 100 posibles.
2º Puesto, Irugurutzeta 87 puntos
3er. Puesto, Ane Miren Etxea con 86 puntos.

Categoría Conejo
1er. Puesto, Los Hombres de Paco con 83 puntos de los 100 posibles
2º Puesto, Ane Miren Etxea, 81 puntos
3er. Puesto, Juanjo con 79 puntos

Clasificación General (Combinada conejo y tortilla)
1er. Premio y ganadora del concurso Ane Miren Etxea 167 puntos
2º Premio y subcamopeon del certamen Juanjo con 161 puntos
3er. Premio Los Hombres de Paco con 150 puntos.

Una vez terminada nuestra labor nos dirigimos al restaurante donde la organización del concurso nos invita a comer.
El restaurante se llama Balintxarreketa y esta ubicado en un centenario caserío, en plena naturaleza, con un pequeño arrollo que pasa por la finca y unos cuantos frutales en el entorno. La zona de aparcamiento grande y el acceso al mismo muy cómodo.
Parte de los comensales ya sentados en una larga mesa montada para esta ocasión.
 Comenzó el menú con un poco de charcutería
 De la cocina comenzaron sacando chistorra con patatas fritas, yo le hubiese añadido a este plato un huevo de codorniz frito y de esta manera obtendríamos un remedo de este plato tan típico por estas tierras "Chistorra con huevos fritos"

Luego vino un tartar de bacalao, marisco, gulas y una vinagreta de pimentón, la preparación estaba bien conjuntada y equilibrada, lo único que no pegaba el nombre de tartar, ya que no se vislumbraba esta técnica en el plato y si la de una ensalada.
 Una terrina realizada con pasta brick y rellena de queso de cabra, anchoas y una salsa de tomate natural siguió a la ensalada. Se me pasó el sacarle una placa.
El preparado de bacalao que presentaron a continuación. Consistía en un pil pil de hongos y un crujiente de arroz negro.
La verdad que este plato para mi y comensales cercanos no fue de nuestro agrado. La salsa de pil pil estaba muy buena con un delicado sabor a hongos, pero el bacalao que no se hizo con el pil pil y si a la plancha estaba salado, no mucho. Es natural que un bacalao que haya estado sometido a los calores de la plancha (o de la brasas directas) hace aflorar la salinidad del producto, (antiguo método de desalar el bacalao de Arrieros y Sidrerías, con este desalado el bacalao solo sirve para ajoarrieros y preparados en que el bacalao vaya desecho como una brandada también). La salinidad se hubiese aceptado ya que no era mucha, pero el bacalao estaba coriáceo/reseco, lo que indica que se rebasó con creces la temperatura óptima del cocinado del bacalao que anda por los 55º C.
 Como plato de carne vino una brocheta de buey y pato con patatas rejilla, pimientos de casa y salsa de foie. Esta combinación en brocheta creo que es la primera vez que la he comido y francamente se armonizan bien los dos sabores, parte de la brocheta que veis, cuando saqué la fotografía ya estaba en mi interior, la brocheta era el doble de tamaño. La cochura de las carnes estaba perfecta y con el resto de ingredientes el plato equilibrado y sabroso.
 Como cierre un postre compuesto de biscuit de fresa y menta con salsa de cereza, mouse de chocolate blanco y bizcocho negro con salsa de chocolate. Luego vinieron los cafés, copas y habano el que quiso.
Como siempre no me queda más que agradecer a la organización por la invitación y poder participar, aunque sea al otro lado de los fogones, en este tradicional concurso gastronómico y esperar a que pase un año para volver a disfrutar es este evento.
Gracias a todos