domingo, 15 de mayo de 2011

Yo, Príapo - Muestra en la Casa de la Dehesa de Olarizu, Vitoria (Álava)


Introducción por el creador de la muestra
JOSENA MORLESíN DAMIÁN / MMXI

La muestra gira en torno a un dios de la cultura grecorromana Priapao, en el panteón mítico se le consideraba un dios menor vinculado a cultos de fecundidad de la Madre Tierra y, por consiguiente de la mujer. Se identifica como “Itifálico” por su característico miembro en permanente erección que utiliza para propiciar la fertilidad de los campos, jardines y huertos, de los que es patrono, protector y custodio.
Fecundo dios de la tierra y los rebaños, de la caza y pesca abundantes, de la abejas y la producción de miel, del éxito de los viajes, favorecedor de la riqueza, la prosperidad y la buena suerte preservándonos del mal de ojo.
Se exponen un buen número de obras artísticas realizadas de forma artesanal, mostrando productos derivados de los particulares dominios de esta divinidad: plantas, hortalizas, frutas, animales, etc. Su interpretación se mece en un doble sentido, el real y ese trasfondo sensual o sexual que todos alguna vez hemos creído apreciar, o querido encontrar en ellos.
Aplicando diferentes técnicas de artes manuales, elaboro, o en ocasiones reinterpreto, objetos y elementos fácilmente identificables, completados con textos explicativos.
Pretendo así evocar, sin recurrir a réplica ni originales de nuevo, y de forma divertida, el sugerente mundo de este fecundo dios.
Tratado todo con tacto y amenidad, presento un trabajo atractivo por lo novedoso y provechoso en lo cultural, procurando que el espectador, de manera entretenida y sin advertirlo, obtenga referencias interesantes que enriquezcan sus conocimientos sobre hábitos peculiares de los antiguos griegos y romanos. Usos y creencias que perviven sin duda en buena parte de aspectos y matices de nuestra cultura mediterránea actual.
Detalle de uno de los trípticos en el que se habla de Priapo.
Distintas obras colgadas en la sala de exposición, (si vistáis la exposición no dejar de mirar y admirar la techumbre de la sala).
La muestra se exhibe en el inmejorable marco de LA CASA DE LA DEHESA DE OLARIZU, así que tenemos los vitorianos y visitantes una ocasión única de pasear hasta este bello paraje, paseando por el Campo los Palacios y en unos 40 minutos llegar a la Dehesa.
Para los que quieran andar un poco menos, el autobús de la línea numero 7 deja a la entrada del parque de Olarizu y en 10 minutos uno llega a la Dehesa  y  después de este paseo viene la visita relajante a la exposición que a nadie dejará indiferente y obtendrá unos buenos conocimientos, no solamente hay que ver las imágenes, que en ningún momento son indecorosas o de mal gusto, sino también leer lo que se explica en cada representación, un regalo todo ello para nuestros sentidos.

Vista del frente del edificio de la Dehesa.
Lo que se puede ver de la entrada principal del edificio.
Antes de comenzar la ingesta de las preparaciones realizadas por Slow Food dijeron unas palabras Karmenmary de Slow Food, El autor de las obras de arte y  El responsable de La Dehesa.
Parte del público atento a las palabras que nos dirigieron.
Slow Food no podía quedarse indiferente ante este inusual evento en nuestra ciudad, por supuesto dando el toque culinario y haciendo, una vez más, publicidad de los productos alaveses y nuestr@s productor@s de un manera amena para ofrecer a los asistentes unos bocados con títulos muy sugerentes.
(Para los que puedan asistir hay otro evento en el que participará Slow Food 10 de Junio)
Por parte de Slow Food estuvo encargada Karmen María Aulia de dar forma a la presentación por parte de Slow y en las palabras que dirigió al auditorio dijo “Entre los placeres que satisfacen al ser humano está cocinar y amar. Cocinar para la persona amada es un acto de seducción y además existe un vínculo entre la cocina y el amor que son los ingredientes afrodisiacos, que supuestamente intensifican el amor y la pasión.”,
Con estas premisas y bajo la batuta de Karmenmari cooperaron en la creación de lo que se iba a catar, Juanjo, Joxean, Gaspar y Maite que oficiaron y dieron nombre a estas tres gollerías:

ALMEJAS VERTICALES LUBRICADAS CON ACEITE DE CEBOLLINO Y SEDUCCIÓN DE VAINILLA.

Juanjo dando los últimos toques,
La preparación se sirvión en unos chupitos
La siguiente preparación que se sirvió fue

LIBIDO DE AGUACATE CON INSINUACIÓN DE TOMATE Y SUSPIRO DE NUEZ
Montando los chupitos
Así se presentó al público.
Y por último tuvimos

Muslitos separados de codorniz con penetración de acetato de frambuesa

Emplatado de esta gollería.
Todo estuvo regado con un Brut Nature, un vino espumoso a partir de la uva principal Txakoli, Hondarribi Zuri  de Beldui. Francamente me sorprendió la frescura y las connotaciones organolépticas de este brut nature de la tierra Alavesa.
José Antonio Merino escanciando el Brut Nature de Beldui
Parte del personal degustando las “Especialidades” presentadas y comentando tanto la exposición como las preparaciones coquinarias.
Las verdad una vez más la velada fue magnifica y muchos fueron los conocimientos que adquirí en la visita a la exposición la cual recomiendo, la pequeña incomodidad de estar un poco apartada del centro queda totalmente suplida por lo que se ofrece en la exposición. Animaros no quedareis defraudados.
Aqui teneis las horas de visita y los eventos especiales que tendrán lugar el 27 de Mayo con una representación teatral y el 10 de junio con un acto gastronómico por Slow Food "Erotismo del producto Alavés"
Nota:
Haciendo doble clic sobre las imágenes se hacen algo más grandes

2 comentarios:

Viena dijo...

Que interesante evento que no me habría perdido por nada de haber estado algo más a tiro. Justamente me pilla preparando una serie que tiene que ver con el tema, de la que ando cuidando (mucho) los detalles.
Parece mentira pero todavía en nuestro siglo y con nuestros conocimientos, andamos mojigatos y cargando las tintas moralistas para ciertos temas.
Sugerentes nombres, cierto, para esas preparaciones que seguro estarían ricas. Como siempre, Slow Food presente en lo mejorcito.
Me han encantado las obras de arte.
Gracias por compartir.
Un abrazo

Apicius dijo...

Hola Viena:
Si publica, lo que está preparando en un futuro, lo leeré con mucho interés.
Si, por desgracia, hay todavía muchos tabues, con lo bonito que es la naturalidad sin dobles sentidos o intenciones.
Desde el Comviviun de Slow Food Araba-Alava hacemos lo que podemos y difundimos en lo posible la excelencia del producto local, tanto vegetal como animal, que se ha producido con esmerado respeto al medio ambiente, eso sí, sin fundamentalismos de ninguna clase.
Saludos