miércoles, 25 de noviembre de 2009

ADECA (Asociación de Cocineros de Álvea) organiza la IV Entrega de Premios Vicente Telletxea

El pasado día 23 tuvo lugar en el Hotel Lakua de Vitoria la IV Entrega de premios Vicente Telletxea y menciones especiales por parte de la Asociación de Cocineros de Alava (ADECA).

El presentador del acto estuvo a cargo de Antonio de Viana Saez de Arregui restaurador que desarrolla sus actividades profesionales en el restaurante de su propiedad sito en la localidad de Salvatierra (Álava).
Comenzó haciendo una glosa del chef Vicente Telletxea, cocinero nacido en Santesteban (Navarra), hijo de una excelente cocinera, (Me gustaría conocer si su madre regentaba el restaurante que era conocido con el nombre de “Joxepa”, nombre de la cocinera y propietaria del mismo, estaba a la salida de Santesteban pasando el puente del Bidasoa y en la parte derecha de la carretera hacia Mugaire, os estoy hablando de cuando yo tenia ocho años, por lo tanto año 1946/47).
Por lo visto su madre le inculcó su pasión por la cocina y bastante otros dones ya que este hombre dejó huella, no solo como cocinero, sino como persona de bien, como iba diciendo el presentador. La figura de Vicente Telletxea es muy importante para los cocineros vitorianos y darla a conocer para los que no lo conocieron es así mismo importante.
Vicente Telletxea comenzó su andadura por las cocinas a la edad de 15 años. En aquel tiempo la cocina se aprendía en las cocinas a la vera de profesionales que iban pasando sus conocimientos a sus “Marmitones”. Recaló hace 50 años en las cocinas del Hotel Canciller Ayala como Jefe de Cocina, convirtiéndose en claro referente para aquellos que tuvieron la suerte de trabajar a sus ordenes.
En Vitoria la cocina del Hotel Canciller era de mucho interés en una pequeña ciudad como era Vitoria, durante esta época aparecieron en la cafetería de este hotel unos pequeños pastelillos, ahora tan en boga, que los vendían para poder ser llevados a nuestros domicilios, desconozco si fue “invención” de la cocina del hotel, lo que si doy fe es de que tuvieron mucho éxito y posteriormente fueron apareciendo en pastelerías vitorianas, (Lo de los pastelillos es de mi cosecha).
Como ha quedado dicho el oficio de cocinero se aprendía en las cocinas, pero este Chef ayudó a que esta situación cambiara y fue el primer Jefe de Cocina de la pionera Escuela de Diocesanas en el Campillo.
Vicente Telletxea, cuando comenzó el nacimiento de la nueva cocina vasca, era el único contacto en Vitoria con los “Gurus” del movimiento once para unos y 14 para otros, (Irizar, Zapirain, Arzak, Subijana, Castillo, Roteta, Quintana, Idiaquez y otros. En el grupo había una mujer que no suele ser mencionada en muchas ocasiones, se trataba de Maria Jesús Fombellida).
A sus alumnos sabia transmitir autoridad y disciplina, pero todo con buenas maneras y siempre con una sonrisa.
La asociación ADECA instituyó, con carácter bianual, el Premio Vicente Telletxea en recuerdo de este insigne cocinero.
También glosó el presentador sobre la filosofía de ADECA nacida en el verano de 1999 como consecuencia de la actitud de un grupo de cocineros y cocineras dispuestos a convertir su profesión en una herramienta eficaz al servicio de la sociedad. La preocupación de constituirse en asociación surge del impulso espontáneo, vitalista e independiente de afirmar el prestigio de la cocina alavesa y del trabajo realizado por los profesionales de la cocina.
ADECA hizo su presentación ante el público vitoriano en febrero de 2000, con una cena de gala en DIOCESANAS - Mendizorrotza, que contó con la asistencia de autoridades y medios de comunicación
Para los miembros de ADECA, la existencia misma del colectivo sirve de refrendo a una actitud definida de salir del anonimato con la intención de consolidar un espacio en la cultura gastronómica, no siempre reconocida. A este comportamiento se añade la responsabilidad de establecer unas bases reales en cuanto a la renovación de la cocina tradicional, su acercamiento significativo a las cocinas de nuestro entorno geográfico y el deseo de incrementar vocaciones que desarrollen iniciativas creativas con criterios nuevos.
Una de las líneas maestras que definen el espíritu de ADECA es el interés por compartir las experiencias y reflexiones de sus miembros en el seno de la propia asociación. Afortunadamente, la heterogeneidad de los mismos permite compatibilizar la experimentada trayectoria de los cocineros maduros con la influencia creativa de un núcleo de cocineros jóvenes que, además de garantizar la continuidad, aportan el carácter desinhibido y crítico que toda asociación precisa.
La puesta en práctica de otros objetivos no hubiese sido posible sin el respaldo de las Instituciones, proveedores, periodistas y el entusiasmo del público.
Terminada la glosa sobre ADECA paso a comentar como había sido la selección de candidatos, tanto para las menciones como para los premios.
La selección de candidatos fue realizada por la Junta Directiva de entre los que propusieron todos los asociados.
Los criterios seguidos para la selección de candidatos son: Promoción de la profesión y de nuestra tierra, respeto de nuestras tradiciones culinarias, potenciación de los productos de calidad y su divulgación, el conocimiento y practica de la gastronomía como fuente de salud y equilibrio entre las personas y los pueblos y la realización de actividades encaminadas al desarrollo de los anteriores postulados.
Una de las menciones Vicente Telletxea fue otorgada a Juanjo Martínez de Viñaspre (Anemias) por su profusa difusión de la gastronomía en Álava y fuera de sus fronteras, llegando a lograr el 1er. Premio de Sociedades Gastronómicas de Euskadi 1992, para convertir sus primera afición en su pasión más sabrosa, por sus constantes guiños con la asocian ADECA a través de esta década, en especial y próximo en el tiempo al ser galardonado con El Celedón de Oro en Septiembre de este año, por mostrarse como una persona cercana, ejemplar, aficionada al buen comer y al buen humor, convirtiendo por todo ello en el anfitrión perfecto. Entrega el premio Luís Ángel Plágaro.

Otra mención fue otorga a Fernando Villanueva Matute, APICIUS, por su papel en la divulgación de los eventos culinarios utilizando las nuevas tecnologías, convirtiéndose en el bloguero gastronómico alavés con mayor visitas en la red, más de 4000 diarias, por su participación/difusión en la literatura gastronómica. Entrega el premio Ángel Fernández de Retana
Slow-Food Convivium Araba-Álava recibió una mención por la labor realizada a pesar de su corta trayectoria en Álava, por la difusión de los principios gastronómicos en Álava, por la defensa de los productos biológicos apoyando a aquellos productores responsables con el medio ambiente y la naturaleza, potenciando encuentros entre estos y los consumidores, por la defensa del patrimonio culinario y defensa del papel de las mujeres en nuestros fogones, por la promoción de los productos locales de calidad, inclusive los comarcales y territoriales, por la educación del gusto a través de sus talleres y alimentación saludable. Entrega el premio José Manuel Moreno Nova.
La Excelentísima Diputación de Álava recibió una mención por su incondicional defensa y difusión de nuestro patrimonio histórico, por su incondicional apoyo a nuestros productos más representativos a lo largo y ancho de nuestra tierra, por la potenciación de algunos de los eventos gastronómicos del territorio (semana de pintxos y cazuelitas), por la gestión y mantenimiento del museo de Gastronomía de LLodio y por todas las publicaciones realizadas en los últimos años.
Recogen las menciones Arantza Zenarruzabeitia, Diputada de Promocion Economica, Estefanía Beltran de Heredia, Diputada de Agricultura y Lorena Lopes de Lacalle, Diputada de Cultura. Entrega el Premio Fernando López de Audicana

En esta ocasión los galardonados con el premio Vicente Telletxea fueron el Chef Antonio Merino del restaurante Mesa y La primera junta directiva de ADECA.
Los méritos del Chef Merino, constancia, seriedad y buen hacer por la cocina de tradición de Álava, haciendo de su sencillez su principal virtud, también se valoró su valía profesional y humana, ejemplo para el resto de profesionales de esta ciudad y su provincia, sabiendo vincular placer y alimentos de una forma consciente y responsable. Entrega el premio Jose Luis Díez

La primera junta de ADECA ha sido premiada por el trabajo, dedicación entusiasmo que pusieron en que el proyecto de la asociación saliera adelante.Reciben el premio: Roberto Cruz, Patxi Eceiza, Floriano Miguel Riaño, Antonio Luis Alvarez Hernando, Antonio de Viana Saenz de Arregui, José Ignacio Moraga Martínez, Manuel Vázquez Angulo y Pascual Marín
Todos los galardonados dijeron unas emotivas palabras conforme iban recibiendo sus menciones y premios
Después de entregados los galardones hubo un party antes de la cena.
Como veis la cosa estuvo animada.

Terminado el party se paso al comedor donde se sirvio una cena realizada por el Chef Fernando Etxebarri Sever del Restaurante Gran Hotel Lakua.
Se sirvieron los siguientes platos:
Velouté de calabaza en copa con astillas de foie y espuma de patata alavesa
Rape asado con mini brocheta de langostinos, salsa de mejillón y sobre piperrada Alavesa.
Sorbete de Piña y Lima con esencia de Gin
Solomillo de Presa Ibérica a la plancha con salsa agridulce, frutas del bosque y aromas de otoño.
Biscuit de Guirlache con chocolate caliente y helado de café.
Todo esto fue regado por Txakolí Beldui (D.O. Arabazo Txakolina), tinto crianza (D.O. Rioja Alavesa), Aguas minerales, Cava Panés & Baltá Brut Nature.
La cena fue deliciosa y la compañía más si cabe.
Creo que ha sido todo un gran evento el protagonizado por ADECA y sobre todo un gran proyecto el de esta asociación que con personal tan entusiasmado por su profesión y ganas de trabajar biem, tenemos garantizado para nuestros descendientes el que puedan seguir comiendo por lo menos también como lo estamos haciendo los que en su día seremos sus ancestros.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Merecidísimo el reconocimiento hacia su gran labor y esfuerzo en pro de la cultura gastronómica tanto autóctona como internacional,reconocimiento extensible a toda su familia que sin duda es parte muy importante de esta pasión que tanta constancia requiere.

Un afectuoso abrazo.

Dely dijo...

Enhorabuena. Te lo mereces por tu gran labor divulgativa. Espero que lo disfrutes junto con tus seres queridos.
Un saludo.

LA PUCHERA dijo...

Me uno al reconocimiento sin duda merecido y extensible a toda su familia.

Enhorabuena.

Apicius dijo...

Gracias a los tres comunicantes por vuestras palabras.
Saludos