domingo, 10 de junio de 2007

Viaje gastronómico a Cataluña en Mayo 2007, 10ª y última entrega

Ya estoy en la provincia de Navarra en el bonito pueblo de Lumbier donde se pueden ver el fantástico paraje de La Foz (Hoz) de Lumbier, se llega bien en coche y hay una buena área de parking de pago (2 eur.), aunque estoy escribiendo hoy este evento tuvo lugar el pasado día 3.
La belleza de esta obra de la naturaleza es indescriptible. Aquí tenéis una muestra.
Previamente a la visita del paraje de Hoz de Lumbier habíamos pasado por el restaurante y reservamos mesa.
La verdad que el paseo me sentó mal, era casi el mediodía solar, caía el sol a plomo y unido a que llevo una temporada que no estoy al 100%, pues me empezó a entrar un malestar que fue incrementándose.
A la hora señalada estábamos en el restaurante y yo sin ganas de comer.
Sacaron como abre boca unas cerezas deliciosas que duraron poco ya que me encontraba sediento y me resulto la fruta muy refrescante,
Ya poco puedo decir de la comida, mi gusta estaba desaparecido y sin ganas de comer, encima el no poder degustar los platos que servían aumentaba mi desazón, el bocado que le falta a esta tosta de de guacamole, con ajos frescos, trigueros y panceta es lo que comí de este plato.
Que pena tener que dejarlo.
El plato que sirvieron de guindillas, primeras de la temporada, solo pude probarlas, claro que mi mujer no dejo ninguna, estaban excelentes.
De la ensalada tomé algo más ya que me resfrescaba y lo que creo es que estaba sufriendo un golpe de calor y necesitaba hidratación. Esta la realicé con zumo de manzana (Ekolo Arroniz), que me fué volviendo a mi ser poco a poco.
Los espárragos en dos texturas, ya los últimos de la temporada, estaban, como están las cosas en esta casa, excelentes. Las laminas que veis son de esparrago crudo. En la carta figuraban con "sorpresa", la sorpresa la conocía de otra vez que estuve en esta casa, te sacan una yema de pollita y te haces una mahonesa en la mesa con el aceite de oliva virgen extra (ecológico), que te suministran así como sal en escamas y vinagre, todo de primera calidad. Estaba tan apático que no preparé la mahonesa.
La menestra que vino, tenia un aspecto impresionante, pero lo que veis, después de haberse servido mi mujer, volvió para la cocina. Creo que es la primera vez que me pasa no estar en condiciones delante de un plato. Tuve que pedir disculpar y decir al Chef que no me encontraba bien.
Y que me decís de este cordero que se metió mi esposa entre pecho y espalda, si ahora que lo estoy viendo en la fotografía me está diciéndome "COMEMÉ"
De postre Cuajada o natillas, como poco a poco me iba arreglando, estuve en la duda de si tomar la cuajada, pero me resistí y no la comí, creo que fue un acierto, pues me iba encontrando mejor cada momento que pasaba.

No tengo palabras para evaluar este restaurante. El precio del menú con Café o infusión, 4 clases de vino del 2006, 2005, 2004 y 2002 y zumos de manzana y uva. por 33 euros.
Pero esto no es todo, en este restaurante todo lo que se come es de producción ecológica y en lo posible de la zona.
En su carta que la voy a scanear, especifica el nombre del productor y la zona de producción.
Francamente creo que en su precio no hay quien le supere al Sr. Uranga, relación precio/calidad excelente.
Comedor amplio, mesas cómodas, no hay dificultades de aparcamiento.
Cuenta con bodega propia que produce sus propios vinos ecológicos.
Se respira honradez cuando se habla con el Sr. Uranga, por ejemplo me dijo, ya no habrá más menestras, las verduras, aunque este año han durado un poco más, ya no se encuentran en estado idóneo para poder presentarlas en la mesa.

El restaurante se encuentra en la carretera que va de Puente la Reina a Pamplona (N-220) y en el desvío para Lumbier y nada más dejar este está el edificio donde se ubica el restaurante con el nombre de ARISTU.
Merece la pena una visita a esta casa cuando paséis o tengáis programado pasar por este lugar.

Si os interesa leer la anterior reseña de esta casa
aquí.

Carta