viernes, 27 de mayo de 2011

Slow Food realiza un Taller de cocina infantil en el Colegio Ibaiondo.

Como ya es costumbre, creo que es el 4º Año, Slow Food convivium Araba-Álava realizó, en el día de hoy, un taller de cocina en el que participaron y colaboraron varios escolares del centro.
Uno de los motivos de estos talleres es el utilizar las verduras que los propios escolares cultivan en su huerto ecológico escolar.
Se iba a preparar una ensalada con lechuga, guisantes, habas, cebolleta, aceitunas, huevos cocidos, maíz, zanahoria rallada y pasta. El aliño aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana, leche para realizar la lactonesa.
Acotamos una zona en el frontón del complejo escolar y montamos las cocinas, en ellas íbamos a cocer la pasta, guisantes, habas y huevos.
Mayte, una activa miembro del convivium preparando y midiendo el aceite para cuando viniesen los niños tener todo a punto para realizar la lactonesa y el aliño de una vinagreta para la ensalada.
Otros miembros, no por ir en segundo lugar, dejan de ser activos miembros de Slow Food, listos para la avalancha de niños que ya se les oía venir por el patio del colegio.
En este puzzle se pueden ver diferentes pasos del montaje de la ensalada, como veis un niño bien pequeño participo en el troceados de las hojas de lechuga.
Aquí vemos diferentes jóvenes manos troceando y preparando los ingredientes que se les había asignado, siempre estuvieron supervisados por un adulto que a la vez les iba dando pequeñas instrucciones para conseguir y rematar la tarea asignada.
Un niño montando la lactonesa, trabajo que realizó con soltura, creo que no es la primera vez que se arrima a una cocina este joven de unos 10/12 años.
Diferentes pasos de los trabajos que realizaron los alumnos que se prestaron voluntarios para ello, pelar guisantes y habas.
Desmenuzar unos huevos duros para luego ser añadidos a la ensalada.
Esta niña pone interés y atención en su cometido y la verdad que no lo hace nada mal.
Este se ve que se está preparando para la apertura de botes, eso si no pierde ni un grano en la operación.
En el conjunto de la fiesta el grupo de UAGA repartió entré los escolares salmorejo y gazpacho.
Un grupo de Madres Marroquíes, prepararon un cuz cuz de pollo de una excelente factura. Lo presentaron en una bonita vajilla e incluso tenían la cuscusera cociendo al vapor la sémola.
En otro stand había frutas con las que preparaban una macedonia a los niños según las frutas que más les apetecía.
Y como en toda fiesta de niños no puede faltar el castillo hinchable, que como veis tenía clientela.
No tengo que decir que todos los productos utilizados fueron ecológicos.
Al final servimos unas 200 raciones de ensalada y los niñ@s se portaron muy bien e inclusive unos cuantos venían a nuestro stand a decirnos que les había gustado mucho la ensalada.

3 comentarios:

Gabriela, clavo y canela dijo...

Que maravilla! y que satisfacción que los niños se acerquen a gradecer y decir que les gustó..
Seguro lo pasaron de maravilla...
saludos
Gaby

Viena dijo...

Se ven pequeños Apicius, a estas edades todavía hay que supervisarles todo, pero un poquito más y se convierten en auténticos cocineros independientes llenos de interés.
Qué gratificante es poderles ayudar ya a dar valor a este aspecto tan importante de la vida como es comer y alimentar.
Un abrazo.

Apicius dijo...

Gracias Gabi y Viena por el comentario y visita.
Saludos