sábado, 9 de junio de 2007

Viaje gastronómico a Cataluña en Mayo 2007, 8ª Entrega

Aunque ya fuera de Cataluña y ahora estar en Aragón sigo con el periplo sin cambiar el titulo de estos escritos.

El Viernes 1 de Junio en Panticosa, me fallo el restaurante al que tenia planeado ir a comer, uno nuevo llamado Ripera y que está al lado de la Iglesia.
Ya me extrañó el cartel que ponía, cerrado los días 1, 2, 3 de Junio por vacaciones, junto con que había visto el mismo cartel en otros establecimientos, empecé a mosquearme.
Una señora que pasaba me informó que con motivo del hermanamiento con una ciudad vecina al otro lado de la frontera me encontraría muchos establecimientos cerrados, ya no había tiempo para ir a otro lugar, así que senté mis reales en el comedor del hotel Morlans.
El local esta en el centro del pueblo, dificultad de aparcamiento, sobre todo en temporada de nieve.
La comida se compuso de unas migas con un huevo frito, plato contundente, que estaba aceptablemente ejecutado, aunque para mi gusto y tratándose de unas migas le faltaba un poco el regusto de la grasa de oveja, estas tenían panceta bien picada, el conjunto estaba jugoso.
Así que de los palacios bajé a las cabañas, pero estaba con mono de cocina "Corriente", es decir la de todos los días, así que lo que degusté estaba rico, nutritivo y "bueno" para el colesterol, porque hay que ver como lo alimenta y engorda, además este tipo de comida me gusta mucho.
Esta comida, popular, casera, es para todos los días, sin embargo la alta cocina es para días señalados, llegaría a cansar todos los días.
Le siguió un conejo a la plancha con ali oli, la verdad que el ali oli no era tal y no es que esperase un auténtico ali oli, pero si por lo menos que la mayonesa supiera aunque sea un poco a ajo.
El conejo bien cocinado a la plancha, estaba jugoso, las patatas fritas que le acompañaban muy bien fritas, disfruté a pesar de la carencia del ali-oli con el plato.
El postre una cuajada de factura industrial, paso sin pena ni gloria, mejor dicho con más con pena que gloria.
Como podéis haberos dado cuenta se trata del menú del día, aunque un poco caro, si consideramos la época, no es de temporada alta en la zona, total 12 euros.