martes, 24 de julio de 2007

Comida campestre en un paraje idílico cerca de Oquina

Tal vez este evento no lo debía publicar ya que solo interesa a los asistentes al mismo.
Con motivo de una celebración campestre nos reunimos 19 personas que iban a comer de cuchillo y tenedor y otra que continuaría con los preparados que le hace el abuelo, que se los come de un tirón, en Septiembre cuando vuelva de las vacaciones (que llevará los potitos preparados por su abuelo), empezaré con los preparados de pescado para Chispita.
Bueno que todos los abuelos, (de nuestros nietos), somos iguales y nos enrollamos cuando de ellos tratamos.

El lugar de reunión como podéis apreciar es precioso, se trata de unas chabolas que están en un calvero de un bosque de hayas y otras especies.
Otra vista de los alrededores.
Hace años, las comidas en el campo se oficiaban en hogares que se preparaban sobre el suelo, hoy está totalmente prohibido y me parece muy bien, pues muchos no prestan el más mínimo cuidado al problema de los incendios. Así que para cocinar se emplea esta chimenea, tanto para la parrilla como para cocciones. En la fotografía se ve un puchero en el que se está preparando un café a la antigua usanza, brasa de carbón en el café incluida.
La mesa, como veis rustica, pero suficiente para acomodar a 19 personas, los platos en el momento de la fotografía estaban puestos para 17, pero siempre hay reenganches de ultima hora.
El aperitivo estuvo compuesto de este guacamole.
Estas aceitunas aliñadas en casa, simplemente la aceituna machacada y puesta en adobo con vinagre de Jerez, aceite de oliva virgen extra, cebolla y pimiento morrón, ambos picados y pimentón de La Vera.
En primer termino unas margaritas que se sirvieron con su helado de "Agua de fuego", como veis aunque en el campo se cuido la presentación, inclusive su cerco de sal en la copa.
Entre los aperitivos teníamos una mermelada de guindillas para comerla con queso para aquellos que les resultase fuerte el picante, la mermelada al lado de los mejillones en escabeche y el queso al fondo de la foto.
El guacamole iba acompañado de nachos.
A la brasa se hicieron unas morcillas y unos chorizos, así mismo las chuletas de cordero que se degustaron fueron hechas a la parrilla.
Morcilla y chorizos listos para su ingesta.
Las chuletillas después de pasar por la parrilla. Por supuesto se comieron e hicieron después de degustar el arroz en apella, no hubo fotografías del paso por la parrilla.
Como plato fuerte, típico del campo, el arroz en paella. Los ingredientes que se utilizaron los llevé en bolsitas de plástico ya cortados para ir de la bolsa a la paella, las habas, guisantes etc. en frascos.
Como veis el arroz en paella se va a realizar con fuego de butano, pinchos, trébedes etc. no se pueden utilizar ya que habría que hacer fuego al aire libre, el de la chimenea para la paella no me convenció. El primer paso poner los aros de calamar a sofreír.
Posteriormente el rape y congrio cortados en dados y pimiento morrón asado cortado en tiras, sofreír un poco.
Añadir los guisantes, alcachofas y habas, gambas, mejillones y almejas, seguir rehogando. Las almejas previamente abiertas y una de sus valvas quitadas, los mejillones sin sus valvas.
Añadir a todo lo anterior el caldo de pescado en el que habremos infusionado unas hebras de azafrán y salado convenientemente. Cuando el caldo empiece a hervir, añadir el arroz en forma de lluvia. Probar por si hiciera falta más sal.
Graduar el fuego para que a los 20 minutos de cocción el grano este en su punto. A media cocción y mejor cuando falten 5 minutos poner encima los langostinos.
Una vez finalizada la cocción tapar con un paño por unos 5 minutos.
El arroz de pescado en paella listo para ser servido.
El café de puchero se sirvió en cafetera pava.
De postre hubo pastelillos y fruta. Los que podían, porque no tenían que conducir, se regalaron el cuerpo con copas de diferentes licores.
En resumen una velada agradable que terminó a las 20-30. Hizo un día excelente, el mejor de esta "primavera" que estamos pasando, hacia calorcito pero el justo para no agobiarse.
Ahora a esperar al año que viene en que por la misma fecha se repetirá el evento.

2 comentarios:

PUNTIYO dijo...

vamos, que os pusisteis como el Quico.
Alegría

Apicius dijo...

Hola Puntiyo:
Se hizo lo que se pudo.
Gracias por leerme
Saludos