miércoles, 30 de septiembre de 2009

Slow Food convivium Araba-Álava visita la explotacion ganadera de ITG Ganadero en Roncesvalles y lugares emblematicos de la zona, 2ª Parte

Después de terminado nuestro ejercicio de recuperación de fuerzas, (interprétese comida), nos dirigimos a la Real Colegiata donde después de realizar los tramites burocráticos y de la mano de Julio, guía turístico, recorrimos el museo, iglesias y punto de intereses.
En el museo no estaban permitidas las fotografías, así que transcribiré algo de lo que nos fue contando el guía.
Roncesvalles a pesar que es el segundo Ayuntamiento más pequeño de Navarra es una zona de las más históricas, ya que antes de que comenzasen las peregrinaciones a Santiago, el paso de Roncesvalles era utilizado por los romanos y por todas las corrientes migratorias primitivas
Comenzamos viendo el museo, que esta ubicado en una sala, no hay muchas cosas, pero si muy importantes piezas.
De entrada vimos dos tallas del antiguo retablo barroco de la catedral, una de ellas representa la aparición de la Virgen de Roncesvalles, hay dos leyendas y una de ella es la que dice: ante el peligro de un ataque infiel un canónigo sacó la imagen de la Virgen, para que no la robasen o destruyeran la enterró en los alrededores de la Colegiata, la mala fortuna hizo que el canónigo murió y nadie sabia donde fue enterrada. Con el paso de los años y en la Edad Media unos pastores observaron que un ciervo que bebía en un manantial, se le iluminaba la cornamenta, al aproximarse los pastores escucharon una música muy bonita dedicada a la Virgen.
Pusieron en conocimiento de la autoridad eclesiástica, obispo de Iruña, este después de no creerse la historia, pero durante la noche tuvo un sueño revelador y fue con otros clérigos a excavar la zona del manantial, donde encontraron la imagen de la Virgen, a este campo y manantial se le denomina de la Virgen. Todo esto está reflejado en las tallas mencionadas al principio.
Entre los objetos exhibidos destacan, dos fascistones, Evangeliario de plata románico (ca.1200), una Arqueta de plata dorada y filigrana gótico-mudéjar del siglo XIII, el relicario conocido como Ajedrez de Carlomagno (mediado del siglo XIV). Los esmaltes relatan una escena única de la redención con el juicio final y las casillas rectangulares que separan los esmaltes son las reliquias cubiertas con paños de seda.
La mano es un relicario en el que hay un metatarso de un pie, según la opinión de un cirujano que lo comento en cierta ocasión con el guía. ¿Que hace un hueso de pie en una mano?
(Las fotografías son “prestadas” de Internet.


Detalle del Ajedrez de Carlomagno.
 Exhiben una copia de la Virgen de Roncesvalles, en pequeño tamaño y a parte de la policromía de la imagen, el cojín donde esta sentada es una obra en filigrana de plata que es digno fijarse en este detalle, da la sensación de que es un cojín de plumas por su textura.
Una corona procesional de la Virgen esta en lugar prominente en una vitrina, la corona es de fabrica moderna fue realizada con las ofrendas de los devotos, la corona es de oro con diamantes, perlas y pedrería, el guía no lo mencionó, pero dos “diamantes” de gran tamaño con talla de brillante, no son diamantes y así me lo corroboró el guía a mi observación, tal vez no sean ni circonitas y si unos cristales.
La esmeralda llamada de Miramamolín (trofeo ganado por Sancho el Fuerte en la batalla de las Navas de Tolosa que arrancó del turbante del rey moro), la esmeralda pasó a formar parte del escudo de Navarra. 2 mazas de guerra que la leyenda las atribuía a Roldan y Oliveros, pero según últimos estudios deben de ser las que utilizó el Rey Sancho en la batalla de las Navas de Tolosa
En la sección de pintura sobresalen el Tríptico del Calvario, se decía que era del Bosco, aunque actualmente con certeza no se sabe ni autor, ni procedencia, en el cuadro esta pintado al pie de la cruz el emperador Calos I, otras de las particularidades de este cuadro es que fue pintado al menos por dos pintores y la Sagrada Familia con San Juanito, de Luís de Morales, siglo XVI.

Terminada la visita al museo pasamos a la Iglesia de la Real colegiata Colegiata,
En este conjunto comienza el Camino de Santiago denominado Navarro o Francés.
A principios del siglo XIII, el rey Sancho VII mandó construir la iglesia, que se realizó en estilo gótico francés, a imagen de la Catedral de Nôtre Dame de París, de Planta basilical, dividida en tres naves sin crucero, separadas por arcos ojivales. En el conjunto monumental destacan también el claustro y la capilla de San Agustín, La Iglesia consagrada en 1219 esta Dedicada a Santa María
Otra vista en la que se pueden ver las tres naves.
 La pieza principal de la Iglesia no podía ser otra que la imagen de la Virgen de Roncesvalles.
La podemos ver en estas tres instantáneas, en la primera el conjunto ornamental de la Virgen con dos Ángeles.
 En esta cubierta con un palio.
Detalle de la imagen. 
 Visitada la iglesia pasamos al claustro, que no es el original gótico ya que este se destruyo por el peso lateral de la nieve
 Así que los contrafuertes y refuerzos son posteriores, siglo XVII
 Una bonita fuente adorna el centro del patio.
 Del claustro pasamos a Sala Capitular o capilla de San Agustín, del XIV. Desde 1912 acoge el mausoleo del rey Sancho "El Fuerte" muerto en 1234. Su tumba se hallaba en la Colegiata y fue destruida en el XVII. Pudieron recogerse sus fragmentos y reconstruirse.
Impresionante la altura de este personaje, para la época tenia que ser un gigante ya que rebasaba los dos metros.
 La vidriera que tiene a su derecha es magnifica como podéis observar
 Todos muy atentos escuchábamos la historia de la batalla de la Navas, anécdotas y leyendas.
 Sancho VII el Fuerte participo en la cruzada convocada por el Papa Inocencio III del Rey Alfonso VIII.
No voy a describir el encuentro de los cristianos con los moros en las mismas puertas de Andalucía en Despeñaperros ya que por todos es bien sabida.
Sobre la rotura de las cadenas que hablan todos los textos, al menos en los que yo estudié, no fueron tales cadenas, sino que fue Sancho el que rompió la última línea defensiva del rey moro Muhammad al Nasir (Miramamolín). La historia dice que estos defensores del rey moro eran de raza negra y ellos mismos se encadenaban al suelo para no huir en la batalla y si morir defendiendo a su rey.Así que las cadenas que se exhiben, son restos de estas cadenas y actualmente las muestran formando el escudo de Navarra.
Terminada la visita pasamos a la Iglesia de Santiago o de los Peregrinos, es una pequeña iglesia Gótica del siglo XIII.
Es de planta rectangular, la campana que remata la iglesia fue puesta por Florencio Ansoleaga siglo XX, y conserva eso sí, la campana de la antigua ermita de San Salvador de Ibañeta que según la tradición, servía para guiar a los peregrinos y era la más oída de toda Europa.
La iglesia fue restaurada a principios del siglo XX, pues se encontraba casi en ruinas, conserva pocos elementos de aquellas épocas. Es cierto que su reconstrucción intenta llegar al estilo gótico pero ni la construcción, ni la metodología son las mismas.

 La bóveda de crucería simple con una cabecera recta coronada de un alargado ventanal de arco ojival. En su interior destaca una figura del Apóstol Santiago
 Unas columnas de fuste cilíndrico sirven de soporte para la cubierta.
En la fotografía no se aprecia bien pero la columna en primer termino no guarda verticalidad con respecto a la del fondo.
 Junto a la Iglesia de los Peregrinos o de Santiago esta el Silo de Carlomagno y se trata de la construcción más antigua conservada en Roncesvalles.La capilla fue utilizada como lugar de enterramiento para los peregrinos que fallecían en el cercano hospital.Se trata de una pequeña edificación de planta cuadrada, dotada de una cripta cubierta con bóveda de cañón, sobre la cual se alza una capillita rematada en una cruz.En la actualidad el edificio se usa como cementerio de los canónigos de la Real Colegiata y de los habitantes de la localidad
Vista del Silo desde el exterior. Este tipo de monumento es único en toda España. El nombre de Silo nos podía confundir un poco como almacén de grano, almacén sí es pero de huesos humanos desde su principio.
Se denomina de Carlomagno porque la tradición dice que aquí reposan los restos de los soldados francos que perdieron su vida en la batalla de Roncesvalles (778). En esta batalla Carlomagno sufrió un descalabro monumental, ya venia con pocos ánimos pues no había podido tomar Zaragoza en manos de los Musulmanes, en Pamplona si derribo la muralla he hizo “caja” léase botín.
Al pasar por Ibañeta, los vascones en inferioridad numérica, pero con superioridad de conocimiento del medio, atacaron a la retaguardia, venciéndoles y a la vez les arrebataron el botín que llevaban. En esta batalla murió Roldan, sobrino de Carlomagno y General de su ejercito.
Carlomagno volvió sobre sus pasos y encontró a todos los soldados de la retaguardia muerta, recogió los cadáveres y los sepulto en esta sima, que selló y creó el primer monumento, el actual es una reconstrucción sucesiva de este monumento funerario.
Se han hecho excavaciones y esta sima se ha utilizado desde tiempos ancestrales como tumba.
 Esta galería que podemos ver es del siglo XVII y se hizo como lugar de enterramiento de los Canónigos de la Colegiata y vecinos del pueblo. En la actualidad es el cementerio local, el último enterramiento fue en 2008
 La lámpara del recinto es como la corona de hierro de Carlomagno que la conquistó a los Lombardos, se puso en la última restauración que se llevo a cabo en el siglo XX.
 Esto es lo que se puede ver del osario desde el exterior.
Roncesvalles es uno de los puntos más importantes del Camino de Santiago y aún más, un lugar donde los peregrinos encontraron su refugio y su lugar de descanso.
Precisamente comienza a afianzarse esta población debido a esas peregrinaciones y a la construcción de uno de los albergues más antiguos: el albergue de San Agustín que en 1135 pasó de ser un pequeño hospital a un grandioso lugar de reposo para el que caminaba en pro del Apóstol.Este Refugio está vinculado al Camino Navarro, también conocido como francés, del Camino de Santiago en España. Cuenta la leyenda que este fue el santuario original de la Virgen de Roncesvalles y se ubica frente a las Capillas de la Real Colegiata, la edificación gótica incipiente, datada en el siglo XIII, de nave rectangular con seis tramos y cubierta sustentada en arcos fajones acodados, conserva en su exterior la sillería irregular entre la que se divisan sus lucernarios. En el siglo XVI era usada como caballerizas, pajar y vivienda de criados, fue reconstruida en 1993. En la actualidad los peregrinos que ostenten la acreditación oficial podrán hacer noche en el Refugio al módico precio de cinco euros y descansar en una de sus cien literas, con la deseada calefacción, tomar una ducha de agua caliente y usar sus servicios
Terminada la visita al conjunto monumental de Roncesvalles, nos dirigimos al hostal Quinta Real donde íbamos a cenar y pernoctar. El hotel de nueva planta esta en la localidad de Eugi (Navarra). El pueblo esta al principio del hayedo de Quinto Real y a horillas de un embalse construido en 1971, abastece de agua a Pamplona y su región.
Después de dejar la impedimenta en la habitación, un aseo rápido y para las 20-30 estábamos todos reunidos para dar una vuelta por la localidad.
Una cosa que sorprende es encontrar en el núcleo de la población las casas perfectamente cuidadas y pintadas, con amplios alerones, calles limpias y todo se ve bien cuidado.
Tomamos una cerveza y de vuelta al hotel, la cena fue a la carta, así que por mi parte una ensalada y sopa.
El café lo tomamos en la terraza, hacia una temperatura magnifica a pesar de la altitud del lugar 640 metro y finales de Septiembre, de la terraza podíamos escuchar la berrea de los ciervos.
A las once horas del Domingo habíamos quedado con nuestro guía Rafael Doria para subir a un monte donde las vistas iban a ser magnificas.
Nos adentramos en la zona denominada Quinto Rea,l un hermosísimo hayedo surcado por multitud de regatas. Atravesado de norte a sur por el río Arga, en este extenso bosque habita una gran cantidad de especies animales. Alberga las ruinas de la Real Fábrica de Armas de Eugi y es por sí mismo un espacio fascinante.Quinto Real pertenece a los valles de Erro, Baztan, Esteribar y Alduides. Abundan en él los ciervos, corzos y gamos, así como jabalíes y zorros. Las aves completan la enorme riqueza faunística de este frondoso bosque. Destacan entre ellas el pito negro, el pito dorsiblanco y la becada, a la par que grandes rapaces como el águila, el halcón abejero y carroñeros como el buitre o el quebrantahuesos. La berrea es, en otoño, el acontecimiento más importante del bosque. Se trata del momento en que los ciervos machos buscan una hembra con la que aparearse para así preservar la especie. Sus berridos y cánticos, preludio de la pelea por la primacía, se extienden por todo el bosque. Desde Quinto Real se puede acceder a Baztan por el puerto de Artesiaga, o a Alduides por el de Urkiaga.
Una pequeña àrte del Hayedo de Quinta Real, lo vimos desde el autobús por la carretera que trepamos hasta la zona Artesiana, Zona especial de conservación de Monte Alduide, donde aparcó el autobús. Cartel con indicadores y rutas de los paseos por el monte e instrucciones para no olvidar que la naturaleza hay que cuidarla y conservarla
 De la zona de aparcamiento ya teníamos esta prometedora vista.
 Comenzamos la ascensión por la GR-12 (creo), una hora aproximadamente, yo estuve dudando si subir o no, pero me dije, “paro cuando no pueda más” y poco a poco fui siguiendo al grupo.
Al principio de la ascensión había algunas hayas, pero ya mas altos todo era pasto y entre este nacían estas florecillas. 
 Otra vista de un valle conforme íbamos ganado en altura.
 En la siguiente fotografía podemos ver a un buitre, ojo avizor.
 Por toda esta cuesta había que ir subiendo, por caminos y escalones realizados por el caminar de los animales de pastoreo que hay en la zona. En esta fotografía hay otros tres buitres, que solo se ven ampliando la imagen
 Conforme vamos ascendiendo el paisaje que se puede divisar va aumentando en espectacularidad.
 En el fondo se puede ver una borda para recoger el ganado en las noches frías.
 Ovejas latxas cara negra pastando libremente, sin nadie que las cuide, en esta zona no debe de haber lobo ya que no se ve ningún mastín guardando el hato de ganado.
 Aquí ya habíamos llegado a la cumbre, en la fotografía Rafael Doria oteando el horizonte.
 Desde la altura a que estábamos el paisaje pirenaico era sorprendente. Tuvimos la suerte de tener un día claro, así que pudimos divisar hasta las Peñas de Haya muy distantes de este lugar
 Otra vista desde la altura.
 Gaspar tuvo que hacerse una fotografía para demostrar a sus compañeros de oficina que había subido hasta arriba.
 De vuelta a la zona donde estaba el autobús, saltando el paso de hombre que suele haber de trecho en trecho en los montes cerrados para que no escapen 
 los animales y las personas lo puedan pasar.
 Ya de vuelta recalamos en el restaurante del hostal “Arrobi Borda” en el que íbamos a comer. El hostal está en pleno corazón del bosque de Quinto Real, abrazado por la confluencia de 2 ríos: Arga y Olazar. Vista desde la ventana del comedor.
Nada más llegar al hostal tuvimos que tomar líquido ya que toda la ascensión y vuelta la hicimos si apenas tomar agua y por tanto las necesidades eran muchas. En este coqueto rincón del Hostal intercambiando las vicisitudes de la ascensión y la belleza de los parajes.
 Todos ya sentados a la mesa
 El menú estuvo concertado con anterioridad y se componía de unos entrantes a base de una ensalada de espinacas frescas, nueces y queso de cabra
 Espárragos de Navarra (Lerin) con dos salsas.
 Txistorra de Arrieta. (Los que visitéis esta zona y paséis por Zubiri no dejar de degustar las txistorras de Bacaicoa, como de Arrieta, son excepcionales).
Antes de comenzar con el plato principal hubo chorizo a la sidra que no lo fotografié.
El plato principal se podía escoger entre: Un ajoarriero
Paella con pescado, rezaba el menú, tomé yo este ya que me lo ponderaron como un arroz excepcional y creo fue una equivocación ya que el ajoarriero que justo probé era de mejor factura.
  
Otros se decidieron por unas chuletas de cordero.
 El postre membrillo con queso de Idiazabal y nueces de la zona.
 La comida estuvo regada con vino tinto de crianza D.O. Navarra “El viejo templo”, Sidra Natural Toki ALAI y también hubo para el que quiso bebidas no alcohólicas
 Ya la excursión estaba llegando a su fin, pero debido a una gestión que hizo la Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Esteribar, que nos acompaño durante la comida, tuvimos que hacer una parada en Zubiri para recoger un surtido de Txistorra de Arrieta. (La txistorra es un embutido reconocido como alimentos artesanos NA, elaborado con carne de cerdo, papada o panceta.Elaboración: Picar las carnes debidamente refrigeradas en la picadora con la rejilla de 8. Añadir la condimentación y amasar bien. Dejar reposar 24 horas en cámara frigorífica. Embutir en tripa de cordero de 22/24 y proporcionar haciendo ristras. Dejar orear a temperatura ambiente durante 1 hora y después secar a 12ºC con una humedad relativa en torno al 76%. El tiempo de secado suele ser corto, de dos o tres días, ya que este embutido aunque sea curado se consume bastante fresco y casi siempre frito).
y Relleno artesano, (El relleno es un producto típico de una parte del norte de Navarra, que antiguamente se hacía en las casas como un plato especial y no faltaba en celebraciones, fiestas, etc.Hoy en día es un plato mucho más extendido y muy apreciado por su aporte nutricional dado que es un producto totalmente natural.Se compone de arroz, huevo, panceta de cerdo, perejil, etc., todos los productos de primera calidad) Ambos productos están avalados por Embutidos Arrieta. Ambos productos realizados por Embutidos Arrieta de Zubiri.
Una vez de recoger el pedido y tomar un refrigerio todos al autobús y vuelta a casa.
Terminada la excursión hay que agradecer a todos los que nos facilitaron cumplir nuestros fines, tanto medioambientales, producción ganadera, culturales y gastronomitos.
Así que mi agradecimiento a Rafael Doria, nuestro guía por la estupenda organización, a José Luís Sáez (Josepe), Técnico del Instituto Tecnico Experimental Ganadero de Roncesvalles ITG, que tan amablemente nos mostró las instalaciones y nos aleccionó sobre el desarrollo en ecológico que están llevando a cabo como experiencia para el resto de ganaderos y como no, agradecer también el cariñoso recibimiento de Blanca López Larramendi, Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Esteribar, a Josepe Irigaray, Alcalde del Ayuntamiento de Burguete y a Luís Etxeberria, Alcalde de Roncesvalles, y como no a los dirigentes de Slow Food Convivium Araba-Alaba ya que sin su buen hacer e incansable espíritu, no alcanzaríamos tantos objetivos.
Gracias también a todos los participantes en la excursión por el buen ambiente que reina y los buenos ratos que pasamos.