lunes, 26 de enero de 2009

Asamblea general ordinaria del convivium de slow food de Araba-Álava 2009

En el día de ayer 25 de Enero de 2009 tuvo lugar en este bonito edificio, donde se ubica la Sociedad Gastronómica de la localidad de Ondategi (Álava) la Asamblea General de Slow Food Araba-Alava, que por normativa estatuaria debe de haber todos los años.
En la imagen el Tesorero, la Vice-presidenta, Presidente y Secretario del convivium Slow Food Araba-Alava. El grupo gestor del convivium relató todas las actividades llevadas a cabo durante el año 2008, (60 actividades), el estado de cuentas al cierre del ejercicio y el programa para este año que de momento constará de 26 eventos, que luego se duplicarán, ya que en la memoria solo están los ya acordados. Todo fue aprobado por los asitentes a la asamblea.
Aquí podeis ver a parte de los socios que asistieron a la asamblea. La actividad de los gestores de la asociación es muy encomiable y la verdad de una actividad poco usual en estos días, es decir trabajar desinteresadamente en beneficio de los demás. También entre los asociados hay miembros que durante el año se destacan por su participación y dedicación y a uno de ellos se le entrega el caracol de oro de Slow Food, este año ha recaído esta distinción en D. José Antonio Merino, que en mi modesta opinión ha ganado sobradamente esta mención especial. Para el año que viene, anuncio el Sr. Presidente que por razones estatuarias los socios deberemos votar la nueva junta, que no quiere decir sea cambiada, esto no lo dijo el Sr. Presidente lo digo yo y deseo que ese día estemos todos muy iluminados para dejar las cosas como están.
Terminada la asamblea los "cocineros" volvieron a la cocina a rematar la comida que nos estaban preparando, el resto y para no molestar nos fuimos por los bares del pueblo a tomar unos "caldos" unos los tomamos calientes y otros fríos.
De vuelta a la casa podemos ver a todos los asambleístas en animada conversación. Todos ya sentados en espera de ir degustando los platos preparados. Los entrantes de la comida fueron: Jamón Ibérico, media patata rellena al horno y un queso casero producido por el que escribe estas líneas. De primer plato vinieron unas patatas con pota, (cefalópodo parecido al calamar) y que en algunos sitios se le llama "jibión" sobre todo en la costa de Cantabria, pero no hay que confundir con la jibia o sepia. A las patatas siguió un guisado de carne de potro de las montañas alavesas. Para el que todavía tuviera huecos había unas manos de cerdo que estaban estupendas.
El postre estuvo a cargo de Maite, fue un postre que ya casi lo tenía olvidado, así que lo haré en días venideros, es un postre sencillo pero muy resultón. Se compone de capas sucesivas de galletas maría y crema de café. El rollo es cubierto de chocolate y para el emplatado fue utilizada crema inglesa.
La bebida fue vino tinto ecológico y yo presenté una caja de cerveza realizada por mi, para tener la critica de gentes entendidas. Solo tengo que decir que gustó y me animaron a seguir con la producción casera de esta bebida.
Solo me resta agradecer a los Cocineros, Ayudantes, a quienes sirvieron las mesas, en definitiva a todos los que participaron para tener una velada tan agradable y exitosa.