martes, 27 de septiembre de 2011

V ncuentro Cívico Alimentario / Abetxuko 2011

El Domingo día 25, en una mañana que acompañó climatológicamente, tuvo lugar el V Encuentro Cívico Alimentario en la plaza Mayor del barrio de Abetxuko de Vitoria-Gastiz.
El encuentro estuvo organizado por  Slow Food Araba-Álava y Fundación Zadorra, que contaron con la colaboraron el Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz, Uaga y el patrocinio estuvo a cargo de la Diputación Foral de Álava, Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, IDF y Laboratorios Araba
Temprano ya estábamos los colaboradores de Slow Food para ir preparando el plato degustación que se iba a poner a disposición del público asistente para su degustación como así mismo organizando el Laboratorio del gusto.
En estos encuentros se trata de poner en contacto a los Intelectuales de la tierra, agricultores y ganaderos con los consumidores, para lo que en la plaza Mayor había una buena representación de productores agrícolas y ganaderías locales.
Hubo también varios talleres para propagar las técnicas de los huertos urbanos, mesas de cultivo, semillas, aprovechamiento de la energía solar, etc. etc..
Vayamos dando una pequeña vuelta por los diferentes puestos expositores.
En este collage podemos ver una mesa de cultivo construida con maderas procedentes de pallets. Este punto estuvo organizado por el Programa de Orientación, acompañamiento y mediación para jóvenes extranjer@s “Elkarrekin Wakil Oden” –Ikusbide-  


Como se puede apreciar los puestos estaban bien abastecidos de buenos productos que producen nuestros agricultores locales respetando el medio ambiente.


Se pudo disfrutar de esta presentación de gallinas que la hizo Lourdes Aramburu, productora de Capones y pulardas de gallinas autóctonas. Durante el transcurso de la mañana dio toda clase de explicaciones sobre los cuidados y cría de estas aves, para que lleguen a los consumidores en perfectas condiciones, que se consigue a base de una buena alimentación, excelentes cuidados y la no utilización de antibióticos y hormonas.  

En esta composición podemos ver quesos de A. Imsauti Sendariano de Kuartango (Alava), aceite de oliva virgen extra, variedad Arróniz  de los Hermanos Bujanda, Moreda (Alava), Caracoles de crianza natural en Murguía (Álava), Sidra Berobia  y mermeladas artesanales de Mermeladas Tologorri, Santa Clara Baseria, Orduña. 

Como se puede apreciar con lo anteriormente expuesto los productores locales siguen en la brecha para que cambiemos nuestros hábitos  consumistas y nos desplacemos al producto de calidad, conseguida esta a base de seguir los dictados de la naturaleza y no el de las multinacionales.
Hubo un taller bautizado con el nombre de “COCINA DE GUERRILAS”  no tuve la ocasión de asistir a este taller ya que estaba ocupado en otros menesteres, por lo que transcribo lo que ha  escrito el presidente de Slow Food Convivium Araba-Álava
“Natxo Oskoz y Ruben Castillejo, cocineros profesionales nos presentaron una propuesta que ha surgido entre diferentes personas relacionadas con la gastronomía y la alimentación. Esta idea es fruto de la experiencia que han desarrollado en el pasado desde la empresa RUNA Gastronomía y Restauración y anteriormente como profesionales del sector de la restauración.
Profesionales que siempre han apostado por unos modelos de trabajo basados en la cooperación entre productores, trabajadores y consumidores; posibilitando así una sinergia entre diferentes personas que intenta aumentar la calidad de nuestros recursos alimenticios y laborales, generando un bien común y una red de cooperación.
Para ello crearon la asociación "FOOD FOR FREEDOM" con el fin de llevar a cabo actividades dirigidas a diferentes colectivos sociales, que inviten a reflexionar en torno a la alimentación, y a la justicia alimentaria.
Entendemos la alimentación como una necesidad, un derecho, y un placer; y la gastronomía como la ciencia que ha de satisfacer dichas necesidades. Proponemos una revolución gastronómica. Ese es el origen de "COCINA DE GUERRILLA" (Soluciones gastronómicas para tu mochila). Un proyecto que ofrece soluciones gastronómicas creativas y de calidad, al alcance de todos. Una manera original y divertida de acercar a la sociedad a la gastronomía y a esa reflexión que antes mencionábamos en torno a la alimentación.
Este proyecto, está basado en un libro de recetas de campaña, así como en un maletín adaptado para la cocina improvisada en cualquier lugar.
“………..con esta demostración, buscamos divulgar conocimientos de la restauración y adaptarlos a las necesidades de la sociedad, convirtiéndolos en soluciones prácticas para el día a día, y fomentando la unión entre personas y colectivos, en este caso entre las personas y l@s cociner@s, a fin de un desarrollo común y equitativo”.
En la mochila de estos guerrilleros gastronómicos como se puede ver se han sustituido las balas por tubos en los que se guardan las especias y condimentos.


Las cocinas de energía solar también estuvieron presentes en esta muestra, presentados por Elkarrekin, durante la mañana cocinaron varios platos utilizando la energía solar.


Del aprovechamiento solar me llamó la atención estos secaderos de verduras y plantas.
En esta primera fotografía, uno bastante sencillo, pero se ve efectivo ya que el panel está protegido por un cristal y en su interior circula el aire que se ha calentado por el sol. Para que circule el aire tiene unos orificios de entrada en la parte baja y unos de salida en la parte alta. Colocándolo algo inclinado se facilita el movimiento de convención del aire al ser calentado y los producto que descansa sobre tela metálica son secados.


Este siguiente es más sofisticado y de mayor capacidad.


En el croquis se puede ver como realiza su trabajo este secador y 


en esta vista, podemos ver su interior y


Una vista lateral.


Llegó la hora (12-00) programada para la degustación de un aperitivo compuesto de patata, tomate, pimientos, aceite de oliva virgen extra y sal del Valle Salado de Añana, el pincho fue bautizado con el nombre de “Suspiro ecológico de la huerta alavesa”
Se sirvieron 40 litros de este preparado.


Los primeros catadores comenzaron a pasar ordenadamente por la mesa de reparto de Slow Food.


Terminada la degustación, se comenzó con el Laboratorio del Gusto, en la fotografía el personal que se apuntó a este laboratorio llegando a la Sociedad Gastronómica Zintzarrots donde tendría lugar este evento.

Los primeros asistentes tomando posiciones.

En la presidencia estaban sentados de izquierda a derecha, Acompañante del Diputado de Agricultura, Diputado de Agricultura, Presidente de Slow Food Convivium Araba-Álava y Paquita (una institución en el barrio de Abetxuko)


Estos fueron los expertos que presentaron los productos que se iban a degustar durante el laboratorio del gusto.
Miguel García de Cortazar, productor, en Gopegi, de hortalizas en conversión.
Igone Kormenzana , productora de mermeladas y frutos rojos.
Juan Antonio Aretxaga y Aitor Larramendi participantes del proyecto “Aramaixo Baserri Berri” de Aramaiona
Lourdes Aramburu, productora de Capones y pulardas de gallinas autóctonas
Juan Luis Bujanda, de Moreda, productor de aceite de Rioja Alavesa
Maite González, Cocinera de Slow Food Araba-Álava 
Ramón Muguerzu, productor de queso ecológico de oveja Latxa



En un laboratorio se degusta un producto alimentario, un plato o una bebida, con la ayuda de un experto, de un cocinero o de un productor que bien conozca y pueda explicar a los participantes las características sensoriales, las técnicas de producción y el contexto cultural de origen del producto, plato o bebida.
Los Laboratorios del Gusto sirven por tanto para conocer mejor los alimentos, comprar de manera más consciente y aprender un lenguaje apropiado de descripción de las características de los alimentos, sin olvidar que aun en los Laboratorios un alimento es ante todo una fuente de placer. 


Capón guisado a la antigua usanza, 


Capricho de Argraz con sal del Valle Salado y Aceite de oliva virgen extra, variedad Arróniz de Moreda (Álava)

También se degustó un excelente queso producido por Ramón Muguerzu.
La degustación fue regada con sidra ecológica de Aramayona.
Otro gran día que se pasó, como siempre la organización del evento estuvo perfecta.